Fórmula 1

14/11/2018

Esperanza de mejores espectáculos

Desde la cúpula de la Fórmula 1 afirmaron que las simulaciones con las nuevas variantes aerodinámicas, a implementarse en 2019, dieron resultados positivos a la hora de facilitar los sobrepasos.

El 2019 de la Fórmula 1 viene con cambios. La preocupación por la falta de sobrepasos generó que desde la actual conducción de la Máxima, en conjunto con la FIA, decidiera implementar modificaciones aerodinámicas en los monoplazas, tanto en los alerones delanteros y traseros como en los conductos de frenos y “bargeboards” (los apéndices situados a los costados del habitáculo).

Como sucede habitualmente, tanto la Máxima como los mismos equipos ya vienen realizando trabajos de cara a las novedosas variantes. Tal es así que Ross Brawn, director deportivo de la categoría, reconoció que los trabajos han dado resultados “tangibles”, en el sentido de que lograron ser positivos de cara al objetivo buscado.

“Nuestro trabajo de simulación y el de los equipos, con los que hemos trabajado estrechamente, nos dicen que los efectos son tangibles, aunque somos conscientes de que la prueba real llegará en el Gran Premio de Australia”, explicó Brawn en declaraciones recogidas por Autosport.

De todas maneras, estos cambios son solo “un primer paso importante, pero no necesariamente exhaustivo, hacia la definición de las nuevas reglas técnicas y deportivas que tendrá la F.1 desde 2021”, año en el que se vencerá el actual Pacto de la Concordia.

“Estamos satisfechos con lo logrado para el año próximo, tenemos grandes esperanzas”, concluyó Brawn, en lo que se espera sea el comienzo de una mejora en la calidad del espectáculo de la Máxima.

 

Foto: XPB Images.