Fórmula 1

12/11/2018

Una máquina de ganar

Lewis Hamilton (Mercedes) estrenó su quinto título venciendo en Brasil, mientras que Mercedes logró la Copa de Constructores por quinta vez consecutiva.

Puede decirse que Lewis Hamilton es una extensión de su Mercedes W09. El inglés dio otra muestra de su gran momento ganando en el Gran Premio de Brasil, vigésima y penúltima fecha de la temporada. Sus números en la era de los motores híbridos son contundentes y explican por qué es el nuevo quíntuple de la Fórmula 1. Y va por más.

El sábado el británico ganó su 82ª clasificación, con récord incluido para el Autódromo de Interlagos José Carlos Pace. Fue la 100ª pole positions para Mercedes en la Máxima. El británico encabeza la lista de la marca con 56 y le siguen el alemán Nico Rosberg (30), el argentino Juan Manuel Fangio (7), el finlandés Valtteri Bottas (6) y el inglés Stirling Moss (1).

Ayer Lewis largó adelante, pero perdió la punta cuando ingresó a boxes para cambiar sus gomas en el giro 20º. Luego recuperó el liderazgo y se vio su monólogo habitual para abrochar su décima victoria sobre veinte corridas en el presente ejercicio. Si se cuenta desde el inicio de la era de los motores híbridos en 2014, sobre 99 carreras Hamilton ganó 50 (tiene 72 en total). Y sobre cinco campeonatos en esta etapa, se impuso en cuatro.

Lewis Hamilton logró cuatro de sus cinco títulos con Mercedes.

Lewis Hamilton logró cuatro de sus cinco títulos con Mercedes.

Luego de la competencia su festejo fue muy emotivo al punto de darse un gran abrazo con sus mecánicos y arrodillarse sobre su auto, como brindándole reconocimiento por otro éxito. En la conferencia de prensa, CORSA le preguntó a Lewis por qué había celebrado de forma tan emotiva. “En México logré mi quinto título y fue tan fuerte que no tomé dimensión y estaba muy contenido. Realmente sentí una presión interna porque quería ganar el campeonato cuanto antes. En Brasil se puede decir que hoy (por ayer) celebré el haberme consagrado otra vez campeón”, respondió el británico, que gracias a los puntos sumados le permitió a la escuadra alemana ganar su quinta Copa de Constructores al hilo. 

Aunque hay que reconocer que Hamilton se benefició por el toque entre el francés Esteban Ocon (Force India) y el holandés Max Verstappen (Red Bull), que era el líder de la carrera. Éste se enojó con Ocon y lo increpó con empujones en la revisión técnica terminada la carrera. “Que me saquen así… No tengo palabras. Creo que el auto funcionó excelente. El equipo me dio una gran estrategia y deberíamos haber ganado”, dijo Verstappen, que fue segundo.

“Fue bueno, pero no fue fácil. Las gomas estuvieron bien, pero era difícil pasar. No podemos volver a hacerlo con otras gomas, así que no se puede saber”, contó Kimi Räikkönen (Ferrari), que completó el podio.

Unas 65.000 personas (150.307 en todo el fin de semana) fueron testigos de otro triunfo de Lewis Hamilton. Está a dos títulos de igualar al alemán Michael Schumacher y quedan dos temporadas con el actual reglamento de motores. El panorama le genera expectativas al inglés para seguir siendo una máquina de ganar.

PorDarío Coronel