Fórmula 1

07/11/2018

“No esperamos nada nuevo”

Desde Pirelli brindaron detalles sobre el posible rendimiento de sus compuestos en el Gran Premio de Brasil, penúltima cita del Mundial de Fórmula 1.

Este fin de semana, la Fórmula 1 arribará a Sudamérica. El Gran Premio de Brasil, que oficiará de 20ª y penúltima fecha de la temporada 2018, se disputará nuevamente en el circuito de Interlagos, considerado ya parte destacada de la historia de la Máxima.

Para este evento, a realizarse en el circuito de 4.309 metros de extensión, Pirelli proveerá a los equipos de los compuestos superblandos (rojo), blando (amarillo) y medio (blanco). Esta elección es prácticamente la misma que la temporada pasada, teniendo en cuenta que los neumáticos del actual torneo son un grado más blandos.

Con respecto a su desempeño, Mario Isola, director de carreras de la firma italiana, reconoció que “no esperamos nada nuevo de lo visto en años anteriores”, en un escenario en el que la carga aerodinámica y la fuerza lateral toman preponderancia por sobre el agarre y la abrasión del asfalto.

Para Isola, en el circuito paulista siempre es clave “saber manejar el tráfico y girar por fuera de la trazada ideal”. Ello, sumado a las cargas laterales y las altas temperaturas, hará que “la degradación sea otro factor a tener en cuenta, más allá de que no esperamos que sea excesiva, al menos en condiciones normales”.

Con respecto a la elección de compuestos, los 20 pilotos han escogido contar con una mayor cantidad de juegos de superblandos (promedio de 8 cada uno) por sobre los blandos (3) y medios (1,5).

 

Foto: XPB Images.