Fórmula 1

27/09/2018

“Es una pista de bajo desgaste, ideal para el hiperblando”

Mario Isola, director deportivo de Pirelli, señaló las características del circuito de Sochi, que este fin de semana volverá a ser sede del Gran Premio de Rusia de Fórmula 1.

La Fórmula 1 se prepara para lo que será la última carrera del año en continente europeo. El circuito de Sochi albergará la 5ª edición del Gran Premio de Rusia, que a su vez será la 16ª prueba de la temporada.

Pirelli llevará a suelo ruso los mismos compuestos utilizados en el pasado G. P. de Singapur: el blando (amarillo), ultrablando (púrpura)  e hiperblando (rosa). Como en aquella ocasión, se espera que los equipos jueguen con las estrategias, debido a la diferencia de rendimiento existente entre los neumáticos.

Con respecto al circuito, este “presenta una superficie lisa y de bajo desgaste. En teoría es ideal para el hiperblando”, según comentó Mario Isola, director deportivo de la firma italiana. Sin embargo, será la primera vez del compuesto rosa en Sochi, por lo que “los equipos deberán utilizar los entrenamientos para entender sus características lo más rápido posible, con el fin de ver cómo usarlos en la carrera”, agregó Isola.

“Va a ser interesante ver cómo funcionará el hiperblando en esta pista, especialmente en la exigente curva 3”, concluyó el italiano, destacando el extenso viraje a izquierda. La fuerza lateral (3 puntos sobre 5) que recibirán los neumáticos, y el downforce (4/5) que se utilizará allí también son ítems que destacó la firma proveedora en la previa al fin de semana. Además, el neumático que más sufrirá en los 5.848 metros del circuito será el delantero derecho, debido al fuerte trabajo en frenado y fuerza lateral al que será sometido.