Fórmula 1

22/08/2018

Con la misma gama

Para el Gran Premio de Bélgica, Pirelli brindará a los equipos compuestos similares a los utilizados en la última visita a Spa-Francorchamps. Repasamos cómo se comportarán en el extenso circuito belga.

Este fin de semana, la Fórmula 1 volverá a la actividad tras el receso de mitad de temporada. La 13ª cita del certamen se disputará en Spa-Francorchamps, habitual sede del Gran Premio de Bélgica. Para esta ocasión, Pirelli ofrecerá a los equipos los compuestos superblandos (rojo), blandos (amarillo) y medios (blanco), que en materia de composición son similares a los blandos, superblandos y últrablandos utilizados el año pasado, debido a que las categorías de neumáticos hechas para este torneo son un escalón más blandas que los de 2017.

El circuito, de 7.004 metros de longitud (el más largo del calendario), presentará una gran carga sobre las gomas, tanto laterales, longitudinales como también verticales. Estas últimas aparecerán principalmente en la bajada y subida de Eau Rouge-Raidillon.

La zona donde se emplaza el circuito es conocida por su clima variable. Al ser un escenario tan extenso, puede llegarse a dar que en una parte del mismo aparezca la lluvia, mientras que en otros no. “Spa-Francorchamps es muy difícil de predecir, especialmente cuando se trata del tiempo, así que los equipos tendrán que reaccionar a las circunstancias a medida que surjan”, comentó Mario Isola, director de carreras de la marca italiana.

Isola también destacó las diversas elecciones de neumáticos realizadas por las escuderías: “Ha habido una interesante gama de selecciones, que son todas diferentes entre los mejores equipos. De hecho, la mayoría de los de la parrilla han optado por opciones muy diversas. Esto podría llevar a una gran variedad de estrategias diferentes, especialmente porque Spa es una pista donde es muy posible adelantar”.

 

Foto: XPB Images.