Fórmula 1

03/08/2018

“Por ahora todo va bien”

Desde el Hospital General de Viena llevaron tranquilidad sobre el estado de Niki Lauda tras su trasplante de pulmón. El austríaco se mantiene en estado crítico pero estable.

Las primeras horas de Niki Lauda tras el repentino trasplante de pulmón realizado ayer transcurrieron sin mayores inconvenientes, según admitieron desde el Hospital General de Viena, donde el austríaco fue intervenido.

Quién resultó el vocero del nosocomio fue el jefe del Departamento Clínico de Cirugía Torácica, Walter Klepetko, que reconoció al medio austríaco ORF su satisfacción con la operación y con los momentos posteriores: “Estamos muy satisfechos con el trabajo hecho. Por ahora todo va bien, estamos muy contentos”, comentó.

Si bien Lauda se mantiene en estado grave, su cuadro es estable. Estas horas siguen siendo cruciales, en torno a saber si el pulmón trasplantado logra o no adaptarse a su organismo. En caso afirmativo, su recuperación tardará al menos un mes, según explicó Klepetko.

Por otro lado, el médico comentó que Lauda recibió el órgano tras una semana de espera, en la que estuvo incluido en la categoría de mayor urgencia. En dicho lapso debió ser asistido con oxigenación mecánica.