Fórmula 1

26/07/2018

Debuta el ultrablando

De cara al Gran Premio de Hungría, Pirelli utilizará por primera vez en el trazado de Budapest el segundo compuesto más suave de su gama.

Luego de apenas unos días del Gran Premio de Alemania, la Fórmula 1 llega a Hungría, donde este fin de semana se llevará a cabo la 12ª fecha de la temporada. Allí, Pirelli llevará la misma gama de compuestos utilizada en Hockenheim, siendo el medio (color blanco), blando (amarillo) y ultrablando (violeta) las opciones elegidas. De esta manera, el último mencionado (que fue por lejos el más elegido por los 20 pilotos para afrontar el fin de semana) hará su estreno en el circuito húngaro, donde la clasificación toma un papel preponderante gracias a la complejidad del trazado.

“El G.P. de Hungría se decide a menudo en la clasificación, así que va a ser interesante ver el efecto del ultrablando de este año y cómo se degrada en lo que normalmente es una superficie caliente, donde los neumáticos están trabajando constantemente”, expresó Mario Isola, jefe de carreras de la firma italiana.

Tal como sucedió el pasado fin de semana, los equipos y pilotos se encuentran ante una selección de compuestos en la que la diferencia entre el blando y el ultrablando podría ser notoria, debido a la ausencia del superblando, que en la clasificación de Pirelli se encuentra entre medio de los antes mencionados. Así lo admitió el propio Isola: “Por tercera vez este año, tenemos un “salto” entre los compuestos nominados: esto significa que debe haber una separación de rendimiento bastante uniforme entre los tres neumáticos, permitiendo diferentes opciones estratégicas”.

El agarre (que debe ser alto en este circuito) será más bien mecánico que aerodinámico. Por ende, se espera un alto nivel de “grip”, junto a una abrasión un tanto superior a la media (debido al calor).

Tras el Gran Premio, la Máxima disputará su segunda prueba de pretemporada, los días lunes y martes. Allí, junto a Toro Rosso, Pirelli trabajará de cara a los neumáticos del próximo año.

 

Fotos: Ercole Colombo y Pirelli.