Fórmula 1

25/06/2018

¡Touché!

En el regreso del GP de Francia al calendario de la F-1, el inglés Lewis Hamilton dejó su sello con una magnífica victoria que le permite volver al frente del campeonato.

Fue aplastante el paso de Lewis Hamilton en Francia donde la Fórmula 1 volvió luego de una década. En el renovado circuito de Paul Ricard, donde la Máxima no corría desde 1990, el inglés de Mercedes dominó desde el viernes y el domingo venció de forma contundente. El actual tetracampeón mundial aprovechó al máximo la evolución del motor que presentó Mercedes en esta octava fecha del Mundial.

El británico se quedó con las dos pruebas libres del viernes, el sábado hizo la pole position y ayer largó en punta. Su ritmo fue infernal y controló sin problemas la carrera. Solo dejó el primer lugar cuando ingresó en los boxes en la vuelta 33ª, poniendo neumáticos blandos y, gracias a la rápida labor de su equipo con solo 2,4 segundos en la parada, volvió a pista segundo y recuperó el mando cuando el finlandés Kimi Räikkönen (Ferrari) hizo su detención.

El nivel de Hamilton y de su medio mecánico hizo una carrera aburrida en lo que concierne a la punta.  “Corrí muy bien todo el fin de semana. Hace seis años que estoy en Mercedes y el equipo sigue empujando. Personalmente considero que este es el mejor Gran Premio de Francia”, declaró Lewis, quien ya sabe lo que es correr en tierra gala y lo hizo en 2007 y 2008 en su época de McLaren, cuando la fecha francesa se corría en Magny-Cours. Su tercera victoria en la temporada y la 65ª en la F-1, le permiten al inglés recuperar la punta del campeonato.

Fotos: Prensa Pirelli.

Fotos: Prensa Pirelli.

“Disfruté la carrera y siempre es bueno estar en el podio. Todo funcionó bien, pero no había chances de acercarme a Hamilton”, dijo el holandés Max Verstappen (Red Bull), que fue segundo y obtuvo su mejor resultado en el ejercicio 2018 y su segundo podio al hilo, tras ser tercero en Canadá. “Estaba muy resbaladizo en la primera curva y tuve que levantar. Luego tuve una recuperación decente y conseguí estar en el podio”, contó Räikkönen, que fue tercero.

El principal rival de Hamilton en la lucha por la corona, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), no tuvo la carrera esperada. En el arranque, al llegar a la primera curva, lo tocó al finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) y recibió cinco segundos de penalización. “La largada fue buena, pero hubo poco grip en ese lugar, perdí el auto y lo terminé tocando. Una lástima por él (Bottas)”, admitió Vettel, que luego del incidente inicial cambió su trompa dañada. Quedó último, pero remontó para culminar quinto.  “Ese toque me arruinó toda la carrera. Además, en la parada de boxes hubo un problema en la parte trasera y perdí más tiempo”, contó Bottas, que resultó séptimo.

Con su victoria en Francia, Lewis Hamilton empata en tres las logradas por Sebastian Vettel en 2018. Iniciado el segundo tercio de la temporada, ambos ratifican sus chances como los máximos candidatos al título.

 

PARA OLVIDAR

Una de cal y otra de arena para Fernando Alonso en Francia. El domingo pasado ganó las 24 Horas de Le Mans, pero ayer desertó por daños en la suspensión trasera izquierda de su McLaren. Tras el inicio tuvo un toque con Sebastian Vettel (Ferrari) y promediando la carrera la pasó mal y por radio disparó: “estoy sin frenos y sin neumáticos, estamos afuera de los puntos, pero no importa”. Tras la competencia dijo que, “fue una carrera en subida… Cuando puse las gomas blandas quise terminar con ellas, pero las desgasté. No fue un buen fin de semana y no fuimos competitivos”. 

 

PREOCUPANTE

En la segunda tanda libre de entrenamientos, al mexicano Sergio Pérez se le salió la goma trasera izquierda de su Force India. El problema correspondió al error de un mecánico en el momento de colocar el neumático. La Federación Internacional del Automóvil emitió un comunicado informando que, “hubo algún tipo de escombro entre el perno de la rueda y el eje cuando esta fue ajustada al monoplaza. Esto, probablemente, dio una indicación errónea al operador de la rueda (mecánico) de que la tuerca estaba correctamente colocada y apretada”. El equipo recibió una multa de 15.000 euros. Además, otros 85.000 de la misma moneda condicionados por reincidencia.

 

PorDarío Coronel