Fórmula 1

19/06/2018

“Son un poco inútiles”

El ingeniero Sergio Rinland, con experiencia en la Máxima, compartió con CORSA su análisis sobre los cambios técnicos que se implementarán en 2019 para generar más adelantamientos.

La falta de sobrepasos es un mal que afecta a la mayoría del automovilismo. La Fórmula 1 no está exenta y para resolver este problema sus nuevos dueños y la Federación Internacional del Automóvil (FIA) anunciaron unos cambios aerodinámicos para lograr más superaciones en la pista y así mejorar el espectáculo. CORSA habló con Sergio

Rinland, ingeniero argentino que trabajó en varios equipos en la Máxima, quien no está de acuerdo con estas novedades y plantea cuáles serían las soluciones a su entender.

“Me parecen un poco inútiles. Hace años que vemos la reglamentación de las alas anteriores e ir de un extremo a otro, pero no se logra nada significativo. El problema aerodinámico que representa el ala delantera y las ruedas al aire en un monoplaza requiere una solución drástica y no una variación sobre el mismo tema. La problemática del sobrepaso va mucho más allá que el efecto del ala delantera e incluye la potencia de los frenos y la adherencia de los neumáticos modernos”, explicó el ex técnico de Williams, Brabham y Benetton, entre otras escuadras.

Sobre el efecto en la pista, indicó: “Por lo que he leído, pienso que se retornará a las prestaciones de 2016. Es decir que los autos serán entre un segundo y un segundo y medio más lentos que en la actualidad. Pero ese margen no se nota desde la tribuna y no creo que mejore la situación. La modificación del ala trasera hará que el efecto del DRS sea más significativo y tendrá mayor influencia. No pasa porque yo no esté de acuerdo con esa solución, no es lo que queremos ver”.

Además planteó cuál sería, en su opinión, el camino que debería seguirse. “La solución del ala delantera y ala trasera no es la más eficiente. Mi propuesta es algo que vengo abogando hace años y es el de limitar la carga aerodinámica (hoy se puede medir con precisión) y dar libertad a los diseñadores que busquen la solución que quieran para llegar a los valores permitidos. Eso llevará a diseños más inteligentes para que el auto se pueda acercar al del adversario sin perder tanta carga. Con la forma de reglamentar como se viene haciendo en los últimos 10 años, jamás lo logrará. Albert Einstein dijo: ‘Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes’”, concluyó.

PorDarío Coronel