Fórmula 1

07/06/2018

Más seguridad en la F.1

La FIA dio a conocer un novedoso casco, a implementarse en la Máxima desde la próxima temporada. Además de una disminución en su abertura principal, presenta otras mejoras estructurales.

En su cruzada hacia lograr la mayor eficacia posible en cuanto a seguridad, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) presentó un nuevo tipo de casco, que deberá ser de uso obligatorio por todos los pilotos de Fórmula 1 a partir del año próximo, y por competidores de otros campeonatos importantes más adelante.

“Ofrecerá nuevos beneficios en cuanto a la seguridad, incluyendo mayor protección antibalas, más absorción de energía y una mayor zona de protección lateral para los pilotos”, informó la FIA a través de un comunicado.

A simple vista, se destaca por contar con un espacio más reducido para la vista del piloto. Este achicamiento de la abertura delantera en 10 milímetros fue realizado para “incorporar protección balística de avanzada, que logra niveles de seguridad sin precedentes durante el impacto de elementos de otros autos”.

Además, las zonas de protección de los laterales han sido ampliadas, con el fin de “ofrecer compatibilidad con los apoyacabezas más modernos, tanto de monoplazas como de autos con techo”, lo que permitirá una gestión de energía equilibrada entre ambas partes. En cuanto a la construcción, el novedoso casco fue realizado con materiales compuestos avanzados, que garantizan su resistencia al aplastamiento y la penetración de objetos.