Fórmula 1

29/05/2018

A enfriar la cabeza

Tras un difícil comienzo de año, desde Red Bull admitieron que Max Verstappen deberá “cambiar su mentalidad”. “Está corriendo con demasiada intensidad”, aseguró Cristian Horner, director del equipo.

Así dejó Verstappen a su Red Bull en la tercera práctica del GP de Mónaco, el sábado pasado.

Max Verstappen no ha tenido el inicio de temporada deseado. Cuatro incidentes sobre seis carreras han complicado su labor, a tal punto que para encontrarlo en la tabla del campeonato hay que descender hasta el 6° lugar, donde aparece con 32 puntos. Lo separan nada menos que 25 de Kimi Räikkönen (Ferrari), el 5°, mientras que de su compañero de equipo, Daniel Ricciardo (3°), lo distancian más del doble de sus unidades (37).

El toque con Lewis Hamilton (Mercedes) en Bahrein, el propinado a Sebastian Vettel (Ferrari) en China, el accidente protagonizado junto a Ricciardo en Azerbaiyán, y el golpe contra las defensas en la tercera práctica del Gran Premio de Mónaco (que no le permitió disputar la clasificación) este último sábado, han generado una situación poco esperada al iniciar el año.

“Max necesita dejar atrás este fin de semana y reflexionar sobre lo que podría haber sido, para así aplicarlo en el futuro”, comentó Christian Horner, director de Red Bull, teniendo en cuenta el desempeño que la escudería tuvo en Montecarlo (el mejor del año), al lograr con Ricciardo la victoria de punta a punta, luego de liderar cada sesión del fin de semana.

Si bien Horner no puso en tela de juicio la capacidad del holandés (“tiene muchísimo talento”), reconoció que “cambiar de mentalidad lo beneficiará”. “Lo más frustrante es que está trabajando más duro que nunca, pero parece que está corriendo con demasiada intensidad” agregó. Además, le recomendó al holandés seguir los pasos del australiano, al señalar que “tiene un muy buen profesor en el coche de al lado”.

Por otro lado, los inconvenientes claramente no solo perjudicaron a Verstappen, sino también al equipo: “Dejar escapar puntos y terminar con un auto dañado ha sido caro para ambas partes”, explicó el británico, que centró sus comentarios en la lucha por el torneo de constructores: “Tenemos que estar peleando con Mercedes y Ferrari, pero hemos dejado escapar entre 60 y 65 puntos en lo que va del año”, reconoció. Actualmente, Red Bull ocupa el 3° puesto del certamen, aunque a 71 unidades del conjunto alemán, el líder, y a 49 de la escudería italiana.