Fórmula 1

01/05/2018

Campeón de la vida

A 24 años de la partida de Ayrton Senna, historias debajo del auto que marcaron al tricampeón mundial.

Hoy se cumplen 24 años del pase a la inmortalidad de Ayrton Senna. El brasileño, tricampeón mundial de Fórmula 1 en 1988, 1990 y 1991, perdió su vida en un trágico accidente en el GP de San Marino corrido en el autódromo italiano Dino y Enzo Ferrari de Imola, el 1 de mayo de 1994. Todos conocen ese hecho y muchos destacan sus méritos deportivos como sus 41 victorias, 65 pole positions, 80 podios y 19 récords de vueltas.  

Pero Senna también tuvo historias debajo del auto de carrera que demostraron su temple, convicciones, valores, principios y hasta su compromiso social. El paulista, que falleció a los 34 años, fue un ejemplo también cuando los motores se apagaban y eso lo llevó a ser un referente fuera de la pista.  

PURO CORAJE

En la reunión de pilotos previa al GP de Japón de 1990, el clima comenzó a arder. Las autoridades deportivas plantearon el debate sobre la chicana. La idea era evitar el problema del año anterior cuando Senna, tras el toque con su archirrival, el francés Alain Prost, les pidió a los auxiliares de pista que lo empujen para seguir en carrera. El brasileño siguió, ganó en pista, pero fue excluido por “cortar camino…”

En el encuentro, una vez planteado el tema, el que tomó la palabra fue Nelson Piquet, quien por aquellos años quemaba sus últimos cartuchos en Benetton. “La regla de seguridad dice que si uno se sale de la chicana, el comisario deportivo debe descalificarlo”, comenzó el carioca, que nunca tuvo buena relación con Ayrton.

Mientras su compatriota exponía, la cara de Senna lo decía todo… “Pero, si no hay tráfico, se le debe permitir al piloto que siga en carrera. Porque, si uno regresa para hacer completa la chicana, desde mi punto de vista es mucho más peligroso, ya que si viene otro auto puede haber un choque”, redondeó tricampeón 1981/83/87.

Luego de escuchar sus palabras, el director de la prueba les preguntó a los presentes: “OK. ¿Todo el mundo piensa igual?” La mayoría estuvo de acuerdo con lo planteado por Piquet. De esa forma, se permitía seguir en carrera, tomando el recaudo aclarado, más allá de no hacer como se debía la bendita chicana.

Inclusive tuvo la aprobación de Ron Dennis, por entonces team-manager de McLaren, equipo para el que corría Senna. El inglés deslizó con cierta ironía “oh, gracias, gracias…”, en obvia referencia a lo ocurrido en 1989.

Fue ahí cuando Ayrton dijo basta. Se levantó, miró a las autoridades y a todos sus colegas, y dijo “no se puede aceptar eso. No lo puedo aceptar. Se trata de una broma… ¿Qué sucedió el año pasado? ¿Era una broma? Toda esta situación lo demuestra ahora. Yo no dije nada. Resulta que ahora otra persona (por Piquet) plantea que sí se puede seguir y ahora todo el mundo dice que está de acuerdo... Lo que ocurrió el año pasado fue muy malo para mí. Perdón…”, sentenció antes de retirarse.

¿Te imaginás en estos tiempos, que un piloto se enoje y se levante de una reunión entre sus pares y delante de las autoridades? ¿Ya sea en la Argentina o a nivel internacional, en la F.1 misma, manifestando su discrepancia antes de una carrera?  

LE SALVÓ LA VIDA

Senna siempre se preocupaba por la seguridad de la Fórmula 1. En 1992 le salvo la vida al francés Érik Comas, en el tradicional Circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica. Durante la clasificación, el piloto galo, que estaba disputando su segunda temporada en la máxima con el equipo Ligier, tuvo un fuerte accidente en la curva Blanchimont, una de las más rápidas del trazado belga. Al impactar, la rueda delantera derecha de su auto se sale y golpea en el casco del francés, que termina inconsciente.

Senna auxilió a Coma tras su accidente.

Senna auxilió a Coma tras su accidente.

El tricampeón mundial venia en vuelta rápida cuando Comas se golpeó y paro su McLaren-Honda y se bajó para ayudar a su colega. Lo primero que hizo el brasileño cuando llegó al auto de Comas fue apagarlo para que no haya ningún incendio El Ligier perdía combustible. Después, sostuvo la cabeza de Érik hasta que llegaran los médicos. En esa clasificación, el brasileño perdió la pole position ante el inglés Nigel Mansell, de Williams. Senna fue el único en detenerse.

Cuando Senna choca y pierde la vida en Imola, Comas, que corría para Larrousse, se retiró de la carrera y dijo: “Ayrton me salvó la vida, pero yo llegué tarde para salvar la suya”.

ALMA AMATEUR

En plena pelea con Terry Fullerton.

En plena pelea con Terry Fullerton.

En la conferencia de prensa del GP de Australia de 1993, antes de la última victoria de Senna en la Fórmula 1 y su despedida de McLaren previo a pasar a Williams en 1994, el periodista inglés Mark Fogerty le preguntó a Ayrton: ¿quién fue el piloto con el tuvo más satisfacción a la hora de competir, en toda su campaña, pasado o presente?: el brasileño mencionó a un kartista, el inglés Terry Fullerton.

“Él tenía mucha experiencia y me gustó competir a su lado porque era un piloto rápido y consistente. Él, era para mí, un piloto completo. Aprendí mucho de él. Eran tiempos de competición pura, automovilismo puro. Sin política, sin dinero”, recordó Senna ese día.

EL ÚNICO JUNTO A ROLAND

El fatídico fin de semana de Imola en 1994 tuvo un aviso y otra tragedia previa a la de Senna. El viernes su compatriota Rubens Barrichello tuvo un fuerte golpe que le impidió correr con su Jordan. El sábado en la clasificación, donde Ayrton logró su 65ª pole positions, el austriaco Roland Ratzenberger perdió la vida tras chocar a más de 300 km/h en la Curva Villeneuve.

Hablando con el Dr. Sid Watkins tras el accidente de Ratzenberger.

Hablando con el Dr. Sid Watkins tras el accidente de Ratzenberger.

Ayrton seguía las alternativas y quedó impactado por lo ocurrido. Su ojo clínico notó de forma inmediata que el Simtek S94-Ford del piloto europeo había perdido algo. Eso era parte del alerón delantero, que le produjo una pérdida de adherencia, lo que habría generado que el auto siguiera derecho hacia el muro…

El tricampeón mundial no lo dudó un instante, se subió a un auto de reconocimiento y se acercó hasta el lugar del accidente. Quiso buscar más respuestas de lo ocurrido. También acompañar a su colega, quien falleció ese día. Desde ese momento, fueron un tormento las horas de Senna hasta la largada de la carrera el domingo. Quienes estaban cerca afirman que tenía un mal presentimiento. Luego del fatal accidente de Ayrton, los comisarios deportivos encontraron en el cockpit del Williams-Renault una bandera de Austria. Senna quería ganar y homenajear a su colega… 

SU LEGADO

La Fundación Ayrton Senna ayuda a casi dos millones de niños.

La Fundación Ayrton Senna ayuda a casi dos millones de niños.

Como explicó su hermana Viviane Senna en la entrevista exclusiva con CORSA, Ayrton tenía un gran compromiso social y le preocupaban los chicos, en especial su educación. Por eso, antes de comenzar la temporada 1994, él planteó a Viviane su inquietud por hacer algo. Quedaron en volver a hablar del tema cuando termine el campeonato de F.1… Esa charla no se dio, pero ella tomó su legado con Instituto Ayrton Senna.

Es una fundación que asiste a 1.8 millón de niños con escasos recursos de Brasil y en el programa colaboran 65.000 docentes. Tienen representación en 19 de los 26 estados nacionales y en más de 700 municipios.

PorDarío Coronel