Fórmula 1

24/04/2018

En la mira

La FIA investigará a Ferrari y a Renault, escuderías que estarían aumentando ilegalmente el flujo de aire saliente de los escapes de sus monoplazas con el fin de obtener beneficios aerodinámicos.

En el Gran Premio de Azerbaiyán, a celebrarse este fin de semana, la FIA prestará especial atención a Ferrari y a Renault, escuderías de las cuales sospechan que estarían utilizando un sistema ilegal en la zona trasera de sus monoplazas para generar ciertos beneficios aerodinámicos.

Específicamente, el máximo ente rector cree que los equipos mencionados estarían utilizando modos de motor diseñados específicamente para aumentar el flujo de aire que sale de los escapes en las curvas, lo que permitiría una mayor circulación de aire en el alerón trasero, y por ende un mayor agarre aerodinámico.

“No aceptamos esos modos de motor. Para que el aumento del flujo sea aceptable, debe ser como consecuencia de una cierta mejora de rendimiento o de la fiabilidad de la unidad de potencia, y no un medio para lograr otra cosa”, afirmó Nikolas Tombazis, jefe técnico de la FIA.

De cara a la cita a disputarse en Bakú, la FIA investigará caso por caso, con el fin de “dar las soluciones necesarias a los equipos, para que así estén dentro de los límites reglamentarios”.

Vale recordar que la problemática de los escapes soplados ha perdido protagonismo desde 2014, cuando se modificaron las reglas para evitar la influencia de los gases expulsados del monoplaza en su zona trasera. Sin embargo, con las normativas aerodinámicas puestas en marcha el año pasado, por las que el alerón trasero perdió altura, el efecto volvió a generarse, aunque con un resultado mucho menor que el de otros años.

 

Foto: XPB Images.