Fórmula 1

16/04/2018

Le piden que se calme

Red Bull reprendió a Max Verstappen por su error en Shanghai que le costó una penalización y, además, le arruinó la carrera a Sebastian Vettel.

En los dos últimos Grandes Premios de Fórmula 1 el holandés Max Verstappen acrecentó su fama de piloto áspero. Tanto en Bahrein como en China estuvo involucrado en maniobras polémicas. En la primera carrera con el inglés Lewis Hamilton y en la segunda con Sebastian Vettel. Esta seguidilla de contratiempos, agravado en Shanghai por una penalización de 10 segundos, obligaron a los responsable de Red Bull Racing a hablar con él sobre su presente.

“Necesita controlarse un poco… Le dije que le va a llegar su momento, que no se exceda. Él sabe lo que ha perdido, una victoria. Y además el doblete para el equipo porque nuestros coches eran muy rápido y nuestra estrategia, muy buena”, reconoció Helmut Marko, asesor deportivo del RBR.

Aunque apenas tiene 20 años, Verstappen ya ha protagonizado varias polémicas por sus arriesgadas maniobras. Talentoso como pocos, el piloto se lanza en cada hueco que ve, muchas veces sin pensar en las consecuencias. “Creo que la penalización de diez segundos es justa, necesita entender las cosas. Max tiene hambre, es muy rápido y tan sólo está acumulando experiencia”, opinó Christian Horner, máximo responsable del team austríaco.

Vettel, que vio su carrera arruinada por el adelantamiento de Verstappen, no entendió muy bien la decisión que tomó el holandés al momento de superarlo. “Estaba claro que me iba a pasar”, indicó el alemán. “Yo esperaba que me adelantara y podría haberlo hecho en la siguiente vuelta. Se perdió de llegar al podio”, analizó el hombre de la Scuderia.

“Desgraciadamente cometí un error que comprometió nuestras carreras. No hay nada que pueda hacer ahora excepto analizar mi comportamiento y regresar más fuerte. Mis disculpas a Red Bull, que hizo un gran trabajo”, se sinceró Verstappen. ¿Habrá aprendido la lección?   

PorDiego Durruty