Fórmula 1

09/04/2018

“Dije que tenía todo bajo control, pero no era así…”

Sebastian Vettel confesó que le dijo a su equipo que no había riesgos de perder la victoria en Bahrein pese a que estaba preocupado por la degradación de los neumáticos.

El alemán Sebastian Vettel (Ferrari), que reforzó su liderato en el Mundial de Fórmula 1 al ganar este domingo el Gran Premio de Bahrein, segundo del certamen, en el que aguantó el ataque final del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), declaró que "a falta de 10 vueltas" dijo "que estaba todo bajo control", pero que "era mentira".

"A diez vueltas para el final dije por radio que tenía todo bajo control, pero mentí, porque bajo control no tenía nada", explicó Vettel, cuádruple campeón mundial.

"Pensé que los Mercedes me iban a alcanzar", comentó Seb, de 30 años, en la ceremonia del podio que tuvo lugar en el circuito de Sakhir después de la carrera. "Los Mercedes estuvieron muy fuertes al final", añadió.

"Ellos calcularon que con los neumáticos medios me iban a alcanzar y la verdad es que casi lo consiguen; ha estado muy justo todo al final", comentó Vettel, que ganó con seis décimas de ventaja sobre Bottas.

"Pero estoy muy contento, porque sabíamos que había un hueco abierto, pero no estábamos seguros de si bastaría, porque sabíamos que ellos, con el neumático más duro, ya no iban a parar", manifestó.

"No teníamos nada que perder y nos salió bien", culminó Vettel, que se mantiene al frente del campeonato con 17 puntos de ventaja sobre el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), tercero en Bahrein.