Fórmula 1

06/04/2018

La F.1 de 2021 según Liberty

La empresa que maneja la Fórmula 1 presentó ante los equipos un plan con cinco puntos claves sobre lo que espera de la Máxima en tres años.

En Sakhir, donde esta mañana se inició el Gran Premio de Bahrein de Fórmula 1, Chase Carey y Ross Brown, presidente y director deportivo de la Máxima respectivamente (y por ende ambos miembros de Liberty Media), presentaron ante los equipos un plan con miras a 2021, año en el que se esperan múltiples cambios para la Máxima.

De acuerdo a lo informado por Autosport, el proyecto se centró en cinco puntos: los ingresos monetarios, los costos, la administración de la categoría, las regulaciones deportivas y técnicas, y los motores.

Con respecto al primer ítem, desde Liberty buscan equiparar la distribución de los ingresos entre las escuderías, además de brindar mayor apoyo financiero a los proveedores de motores. Igualmente, también seguirá teniendo peso la historia de cada conjunto a la hora del reparto de dinero.

En torno a los costos, Carey y Brawn buscan que haya una reducción del dinero empleado, pero tratando de que se gaste “sabiamente”, y no simplemente imponiendo un límite. Ello incluirá la estandarización de algunos elementos de los monoplazas, y la simplificación de los motores, lo que también beneficiaría la reducción de las penalizaciones que tanto aquejan a los pilotos hoy día.

La idea de gobierno de la F.1 que los hombres de Liberty pusieron en la mesa radica en una simplificación de la estructura, que involucre solamente a la F1, la FIA y los equipos. Según los directores, el actual sistema es engorroso.

En materia deportiva, además de la mencionada estandarización, los dueños de la categoría buscarán que la aerodinámica, la suspensión y los impulsores sigan siendo áreas de desarrollo. Por otro lado, tienen la intención de que los autos sean más sencillos de conducir, para así lograr mayor cantidad de adelantamientos.

Las plantas impulsoras, además de ser menos costosas, contarían con mayor sonido, una de las claves para mejorar el espectáculo actual. Además, Liberty quiere que, con el fin de atraer a nuevos equipos, los conjuntos clientes de motores (como por ejemplo este año McLaren) cuenten con el mismo rendimiento que los fabricantes (Renault).

“Fue una reunión para informar a los equipos, por lo que no se generó debate alguno”, aseguró Brawn, antes de agregar: “Ahora son ellos los que analizarán el plan, para luego comenzar a discutirlo con nosotros”.

 

Foto: XPB Images.