Fórmula 1

28/03/2018

Haas, bajo la lupa

El rendimiento de ambos monoplazas estadounidenses en Australia levantó sospechas en equipos como McLaren y Force India, que pedirán que se investigue su vínculo con Ferrari.

Más allá de no haber podido completar la carrera con ninguno de sus autos, lo hecho por Haas en Australia sorprendió a todo el ambiente de la Fórmula 1. El equipo estadounidense, que el año pasado luchó principalmente por los últimos lugares puntuables, ha logrado en tierras australianas su mejor desempeño en un fin de semana, siendo por momentos inclusive mejor que Red Bull, lo que generó sospechas en algunas escuadras.

Particularmente, Force India y McLaren han pedido que se revise la relación que Haas mantiene con Ferrari, de quién recibe ayuda técnica. En torno a esto, existen restricciones sobre la transferencia de información y personal, además de otras reglamentaciones que el conjunto americano podría estar infringiendo.

“No sé cómo han logrado tener ese rendimiento, es mágico. Esto nunca se había visto en la F.1”, aseguró Otman Szafnauer, jefe de operaciones de Force India, quién incluirá el tema en la próxima reunión del Grupo de Estrategia de la Máxima. Además, agregó que “no sé cómo puede ser correcto que alguien que ha estado en la categoría durante los últimos años prácticamente sin recursos pueda fabricar un coche”.

Quién también puso en duda lo hecho por el equipo de Romain Grosjean y Kevin Magnussen fue Zack Brown, director de McLaren, al afirmar a Autosport que el monoplaza norteamericano “debe ser investigado intensamente”. Así, fue concordante con lo expuesto por uno de sus pilotos, Fernando Alonso, quién señaló que el VF-18 “es una réplica de la Ferrari”.

Vale mencionar que otro aspecto reglamentario que fue puesto en duda por Szafnauer tiene que ver con la independencia que deben tener entre sí los diseños de las superficies aerodinámicas de los monoplazas. “Es un problema, porque la revisión de la FIA sólo te dice si está o no dentro del reglamento técnico, pero no si es o no la idea de ellos. Se debe investigar”, destacó.

Del lado de la categoría, Ross Brown, su director deportivo, comentó: “No tenemos ninguna evidencia de que Haas está rompiendo las reglas, pero todos sabemos que tienen una alianza muy estrecha con Ferrari, por lo que necesitamos asegurarnos que no sea más cercana de lo permitido”.

“Podría haber alguna influencia. Ciertamente hay partes del coche que parecen muy similares a las de la Ferrari del año pasado. Pero es cuestión de los ingenieros y de la FIA el investigarlo más a fondo”, agregó el ex director de equipo.

Por su parte, Grosjean afirmó que la clave de que la escuadra de Gene Haas haya sido competitiva en Melbourne radicó en la aplicación del uso de la suspensión delantera que anteriormente utilizaba Ferrari, lo cual está permitido por reglamento. Ello generó un cambio de flujo en el aire que circula por el monoplaza, lo que permitió una mejora en su rendimiento.

Quién también declaró fue Guenther Steiner, director de Haas, aseverando que “no estamos haciendo nada que no debamos hacer o que no esté permitido”.

 

Foto: XPB Images.