Fórmula 1

20/03/2018

No se rinde

Tras pensar en abandonar la Fórmula 1 por la falta de resultados, Fernando Alonso se dio una nueva oportunidad para volver a triunfar en la Máxima.

Las últimas tres temporadas de Fórmula 1 no fueron buenas para el español Fernando Alonso, principalmente por el fiasco de la asociación entre McLaren y Honda. La falta de confiabilidad de los motores nipones le impidió al equipo de Woking estar a la altura de su historia y, en consecuencia, el español solo fue noticia por las graciosas maneras de demostrar su enfado. Muchos aún lo recuerdan tomando sol tras la clasificación del GP de Brasil de 2015, que no pudo completar por un desperfecto mecánico; o sus diálogos por radio con su equipo denostando a la unidad de potencia japonesa.

En estos tres años Alonso jamás subió al podio y debió conformarse con lograr solo tres quintos puestos como mejor resultado (GP de Hungría de 2015 y en los GP’s de Mónaco y Estados Unidos de 2016). Sin dudas, demasiado poco para un piloto dos veces campeón del mundo (2005 y 2006) y que, pese a no tener un buen auto, siempre ha sido considerado en el paddock como uno de los mejores de la parrilla.

Para compensar esa falta de protagonismo de Nano en McLaren fueron muy inteligentes y en 2017 le permitieron ausentarse del GP de Mónaco para poder correr en las 500 Millas de Indianápolis. En Indy tuvo un buen debut. Llegó a estar cuarto, pero abandonó… por una falla en el motor Honda de su auto.

La experiencia fue como un bálsamo, aunque no tapó todas esas amarguras en la F-1 que hasta le hicieron pensar en dejar la categoría. Así lo confesó en una entrevista a la revista inglesa F1 Racing. “Sí, pensé en la posibilidad de cambiar de carreras y dejar la F-1”, admitió.

“Después de correr en la Indy 500, disputé dos Grandes Premios, en Austria y Silverstone; y entonces pensé: ‘Quizás el año que viene pueda probar otras series. Puedo dedicarme por completo a la Triple Corona y correr la Indy y Le Mans. Quizás sea la mejor opción’. Pero sentí que no era el momento de dejarlo. No en este mismo momento”, explicó el asturiano.

A días de comenzar un nuevo torneo de la Máxima (arranca el próximo 25 con el GP de Australia), la motivación de Alonso se renovó con la alianza entre McLaren y Renault. Por primera vez desde hace tiempo, la escudería pudo sumar muchos kilómetros en la pretemporada, pese a tener algunas fallas menores.

“Tengo buenas sensaciones”, dijo un Alonso más optimista que en el pasado. Sin dudas, y más allá que mantenga vivo su sueño de la Triple Corona (es piloto Toyota para el Mundial de Resistencia), volver a triunfar en la F-1 es una deuda pendiente que intentará saldar como sea.

 

Foto: XPB Images.

PorDiego Durruty