Fórmula 1

28/11/2017

Santander dejaría la Fórmula 1

El banco español no renovaría para 2018 el vínculo que lo une con la Máxima y particularmente con Ferrari, escudería de la que es su patrocinador principal.

De acuerdo al medio financiero español El Confidencial, el Banco Santander dejaría de participar en la Fórmula 1 a partir del año próximo. De esta manera, el grupo financiero (conocido en nuestro país como Santander Río), no sería el patrocinador de ningún Gran Premio ni tampoco del equipo Ferrari, en el que cuenta con una participación más que importante al ser su “sponsor” principal.

El banco está presente en la categoría desde 2007, año en el que comenzó a patrocinar a McLaren, gracias a la llegada de Fernando Alonso a la escudería y al presidente de la institución, Emilio Botín, quién amaba el mundo de las carreras. Tras la ida del español, la empresa permaneció en los bólidos británicos hasta 2010, cuando se alió a Ferrari, a donde el bicampeón del mundo acababa de arribar. Allí tomó un papel preponderante entre las publicidades del equipo, ya que fue la principal por ocho temporadas, haciendo además su mayor desembolso de dinero en su historia como patrocinador. Por otro lado, mantuvo relación con McLaren hasta 2014, permaneciendo su logo en los buzos antiflamas de los pilotos.

La ida de Alonso de Maranello a finales de 2014 no modificó la actividad del banco, ya que en 2012 había ampliado su compromiso con el equipo italiano hasta el 31 de diciembre de este año.

El inconveniente que derivó en la ruptura de la relación radicó en un “esfuerzo adicional” que le habrían pedido desde Ferrari al Santander, algo que no estaría dispuesto a cumplir el grupo financiero español, ahora comandado por Ana Botín, hija del ex presidente, fallecido en 2014.

Entre 2010 y 2017, Santander abonó 40 millones de euros por año a Ferrari, a la vez que desde 2007 aportó 10 millones anuales a la Máxima para bautizar varios GGPP (el de Brasil y el de Gran Bretaña, por ejemplo), y 15 por temporada a McLaren, entre 2007 y 2009. Eso sí: se desconoce la cifra que le pagó al equipo de Woking en los siguientes cinco años.

Si bien cabe la posibilidad de que Santander continúe al menos en Ferrari, la misma es remota, debido al gran distanciamiento existente entre ambas partes.