Fórmula 1

14/07/2017

El sueño de Kubica, cada vez más cerca

El miércoles, Robert Kubica probó nuevamente un F.1 en Paul Ricard. Tras el ensayo, desde Renault confirmaron que no vieron “obstáculos claros” que le impidan volver a la Máxima.

Dos días atrás, Robert Kubica completó su segunda jornada de test a bordo del Lotus E20 de la temporada 2012. Fue en Paul Ricard, donde dio un total de 90 giros. La prueba fue realizada con el exclusivo objetivo de apreciar el nivel de competitividad del polaco, tal como lo aseguraron desde el seno de Renault, equipo con el cual giró tanto en la sede del próximo Gran Premio de Francia como en Valencia, el pasado 6 de junio.

Cyril Abiteboul, director de la escuadra francesa, al ser consultado por Autosport sobre si Kubica es capaz de correr en Fórmula 1, destacó que “no quisiera decir sí o no, pero lo que sí notamos es que no encontramos obstáculos claros”.

Igualmente, señaló que “una cosa es probar con un auto de 2012 y otra con uno actual. Es algo completamente diferente”. Justamente, tras el Gran Premio de Hungría (30 de julio), se llevarán a cabo dos jornadas de pruebas en el Hungaroring, situación propicia para el debut de Kubica en un monoplaza de este año.

De cara al futuro, ya sea al hablar sobre dicha prueba o sobre 2018, Abiteboul se mantuvo cauto: “Es demasiado pronto para hablar de los próximos pasos. Lo que puedo decirte es que sigue siendo rápido y muy consistente. Además, tiene la energía y el impulso que siempre tuvo, que es lo más importante”.

Por otro lado, aclaró que “en este momento, el enfoque del equipo está en sacar el máximo provecho junto a Nico (Hülkenberg) y Jolyon (Palmer). En su debido tiempo pensaremos en el año que viene, no ahora”.