Fórmula 1

15/05/2017

Guerra de estrellas

Lewis Hamilton (Mercedes) se impuso en el GP de España luego de una intensa batalla con Sebastian Vettel (Ferrari), quien terminó segundo y sigue al frente del torneo.

La batalla por el título 2017 de la Fórmula 1 tuvo un nuevo capítulo en el Gran Premio de España, la quinta fecha del certamen. Los protagonistas fueron los mismos que desde el comienzo del año: el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y el inglés Lewis Hamilton (Mercedes).

La pole position del sábado, la 64ª en su campaña en la Máxima, le dio a Hamilton cierta ventaja ya que el circuito catalán no tiene muchos sectores para el sobrepaso. Sin embargo, Vettel partió mejor desde el segundo cajón y se convirtió en el hombre a batir en Montmeló.

La lucha entre ambos fue intensa. Incluso tuvo como invitado al finlandés Valtteri Bottas con la otra Flecha de Plata. El nórdico pasó al frente del pelotón cuando Vettel y Hamilton entraron a boxes y corrió para su equipo completando un par de vueltas a un ritmo más lento para permitirle a su coequipier acercarse al alemán.

Vettel recuperó la punta con una ajustada maniobra sobre Bottas (vueltas más tardes abandonó por un problema en el motor), pero no logró escaparse de Hamilton.

La neutralización con auto de seguridad virtual para retirar el McLaren del belga Stoffel Vandoorne -esta vez el español Fernando Alonso llegó al final en el 12º lugar- volcó la balanza a favor de Lewis, quien aprovechó para realizar su segundo cambio de neumáticos. Algo que Vettel concretó justo después, aunque con la carrera nuevamente en marcha.

Vettel y Hamilton tuvieron su primer mano a mano en Barcelona.

Vettel y Hamilton tuvieron su primer mano a mano en Barcelona.

Cuando el germano volvió a la pista lo hizo en el primer puesto, pero con una diferencia ínfima sobre el británico. De hecho, llegaron muy apretados a la primera curva y el roce entre ambos fue inevitable.

Gracias a tener un mejor ritmo, Hamilton tuvo su revancha vueltas más tarde y logró superar a su rival al final de la recta principal con la ayuda del DRS. Esta vez, Vettel nada pudo hacer.

“Así es como deberían ser las carreras, con Seb bien cerca. Me encantó la lucha que tuvimos. Creo que fue la batalla más dura que me tocó vivir, pero no cambiaría nada de lo que pasó”, afirmó el vencedor, que obviamente valoró el trabajo de su equipo con la estrategia.

“Podemos estar contentos, pero hoy no tanto porque la victoria la teníamos cerca. Lo más importante es que hemos vuelto luchar con Mercedes. Sabemos que tenemos que mejorar y queremos estar delante”, analizó Vettel, que sigue al frente del torneo, aunque ahora con seis puntos de ventaja sobre el inglés.

El podio lo completó el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), quien llegó a más de un minuto de los líderes. Algo que muestra a las claras que en esta guerra por el título de la Máxima solo hay dos estrellas que brillan. 

PorDiego Durruty