Fórmula 1

01/05/2017

De Rusia con amor

Bottas (Mercedes) logró en Sochi su primer triunfo en la Máxima y se prende en la lucha por el título. El podio lo completaron los ferraristas Vettel y Räikkönen.

Tres ganadores distintos en cuatro fechas corridas es un panorama poco imaginable en temporadas pasadas de la Fórmula 1. Pero ahora el juego está abierto, en principio, para Mercedes y Ferrari. Y a la pelea por el título ahora se sumó el finlandés Valtteri Bottas, que logró su primera victoria en la Máxima al vencer en el Gran Premio de Rusia disputado en Sochi.

En su ingreso este año a Mercedes ocupando el lugar del retirado campeón, el alemán Nico Rosberg, Bottas hizo una gran largada, la clave para vencer ayer. Partió tercero y al llegar a la segunda curva ya había superado a las Ferrari del alemán Sebastian Vettel y de su compatriota, Kimi Räikkönen, que habían copado la primera fila de la grilla.

Fue una carrera con pocas emociones donde la estrategia de hacer la parada primero le salió bien a Mercedes con Bottas. Ferrari retrasó el ingreso de Vettel y en su vuelta a la pista con gomas ultrablandas fue a la caza del escandinavo, que pudo mantenerse al frente y ganar.

“Fue una oportunidad extraña como llegué al equipo y hoy les puedo devolver la confianza que pusieron en mí. Es un inicio de temporada luchado con Ferrari. Ahora voy por el único objetivo en mi carrera: ser campeón mundial”, dijo Bottas, que lideró el podio 400 para Mercedes en la Máxima (la marca, además, lidera la Copa de Constructores).

La impecable largada de Bottas.

La impecable largada de Bottas.

“Perdimos la carrera en la largada. Valtteri aprovechó la succión y por eso ganó y es el hombre del día”, contó Vettel, que fue segundo y manda en el certamen. “Tuve un arranque de temporada duro, lejos de ser ideal. Pero ahora pude torcer el rumbo y, con seguridad, seguiré mejorando”, sostuvo Räikkönen, quien completó el podio.

Cuarto fue el inglés Lewis Hamilton (Mercedes) que es segundo en el torneo. Quinto resultó el holandés Max Verstappen (Red Bull), que tuvo más suerte que su compañero el australiano Daniel Ricciardo, quien abandonó en la quinta vuelta por una merma en los frenos. Por último, el español Fernando Alonso no pudo largar porque en la vuelta previa el motor Honda de su McLaren volvió a fallar…

El triunfo de Bottas plantea que la pelea por la corona no será repartida entre Hamilton y Vettel. Un tercero se suma y podría haber más.    

PorDarío Coronel