Fórmula 1

18/04/2017

El salto de Ferrari

Enrique Scalabroni le contó a CORSA por qué la Scuderia volvió al triunfo.

Un argentino que conoce a fondo el mundo Ferrari es Enrique Scalabroni, quien fue su jefe de diseño en el equipo de F-1 en 1989 y 1990. El ingeniero charló en exclusiva con CORSA y explicó por qué los monopostos de Maranello pegaron un salto de calidad para este ejercicio, en el que volvieron al triunfo y aspiran con pelear otra vez el campeonato.

Scalabroni sabe cómo hacer remontar a Ferrari. Lo hizo en su segunda temporada cuando con su desarrollo sobre la F641 le permitió al francés Alain Prost pelearle la corona al brasileño Ayrton Senna, quien finalmente la consiguió con su McLaren-Honda. “Prost ese año era campeón si Senna no lo tocaba en Suzuka…”, le aseguró el técnico a La Única.

Sobre el exitoso presente de la Scuderia, Scalabroni aseveró: “Ferrari hizo la lógica y usó un concepto que le llevó cuatro años. El eje posterior es 145 milímetros más alto y el auto está usando como gran carga aerodinámica el tren delantero. De esta forma es como si tuviese un DRS extra. Pero acá también es clave destacar al plantel de jóvenes profesionales italianos que se promovió en Maranello y que le está dando buenos resultados”.

Conocedor de cómo se manejan las cosas en la Máxima, antes del comienzo de la temporada, Scalabroni había anticipado que, “Ferrari mostró mucho en las pruebas de pretemporada. Aunque la verdad la veremos luego de Australia, cuando los equipos empiecen a mostrar sus desarrollos. Creo que en España (14/5), estarán la mayoría de los avances”. El técnico oriundo de Alta Gracia, Córdoba, sabía que La Rossa tenía algo más y se adelantó a la cita española. Y eso fue el nuevo fondo plano presentado en la SF70H este fin de semana en Bahrein.

La segunda victoria del año lograda por Sebastian Vettel es una ratificación del salto de calidad de Ferrari, cuyo último título de Pilotos fue en 2007 con el finlandés Kimi Räikkönen, hoy integrante del equipo, pero que no está al nivel del piloto alemán.

El panorama actual de la Scuderia hace que los tifosis sueñen con volver a tener un año al rojo vivo. Scalabroni adelantó y explicó por qué pueden ilusionarse. 

PorDarío Coronel