Fórmula 1

17/04/2017

Arranque para soñar

Las dos victorias sobre tres competencias que acumula Ferrari marcan su inicio de temporada más destacado desde 2008. Además, hay que remontarse hasta 2004 para encontrar a un mismo piloto de la Scuderia logrando aquel par de éxitos. También era alemán…

Los tres años de dominio absoluto por parte de Mercedes dejaron prácticamente sin chances de pelear por cosas importantes a equipos de la talla de Ferrari, Mclaren, Williams o el propio Red Bull, el anterior que había sometido a gusto y placer a la Máxima.

La gran cantidad de modificaciones realizadas en el reglamento técnico fue una bocanada de aire fresco en general para toda la Fórmula 1, y en particular para equipos como Ferrari o Red Bull, que se perfilan como los candidatos a pelearle el cetro a las Flechas de Plata.

La casa italiana es la que más puede estar satisfecha con este inicio de temporada. No solo por situarse al mismo nivel o incluso mejor que Mercedes, sino también porque ya pasaron muchos años desde la última vez que un coche del Cavallino Rampante luchó por el Campeonato, y más aún que obtuvo lo buscado.

Sumar dos victorias en las tres primeras carreras es algo que no le sucedía desde 2008, cuando con Kimi Räikkonen y Felipe Massa se ganaron los Grandes Premios de Malasia y Bahrein respectivamente. Para mejor, en aquel año ninguno de los dos ocupó la posición de escolta en la restante competencia (Australia, en la que apenas el finés fue 8°, mientras que el brasileño abandonó), hecho que si sucedió en el actual certamen.

A diferencia de dicho campeonato, en 2017 un solo piloto logró los halagos recién manifestados: Sebastian Vettel. El alemán, ganador en Australia y Bahrein y 2° en China, no llegó a igualar el demoledor arranque de Michael Schumacher en 2004 (ganó en las tres primeras fechas), el único que obtuvo mejores resultados que él en el comienzo de las últimas 14 temporadas. Igualmente, ello no quita la alegría y el entusiasmo actual con el que cuentan los tifosi, que ya se ilusionan con repetir las hazañas del Kaiser.

Por si fuera poco, el actual tetracampeón del mundo se fue de Sakhir en la cima del torneo, situación que no vivía un piloto de la Scudería desde hacía casi ¡cinco años!: Tras el GGPP de Japón de 2012, Fernando Alonso lideraba con cuatro puntos de ventaja sobre el propio Vettel, que al final de esa temporada se coronaría.

Esta vez, lo demostrado en las pruebas de pretemporada se ha llevado a la práctica con éxito. Con Sebastian Vettel, Ferrari cuenta, a priori, con un firme candidato al título. Esto recién comienza, pero todo parece indicar que los coches de Maranello le plantarán seria lucha a sus pares de Brakley, con el firme objetivo de volver a conseguir el título, que se le viene negando desde hace ya diez años.

 

Fotos: XPB Images.