Fórmula 1

13/03/2017

Mejor de lo esperado

A pesar de los problemas de fiabilidad, en Renault están más que satisfechos con el rendimiento que su planta impulsora mostró en la pretemporada.

La apuesta para 2017 por parte de Renault fue más que importante. La incorporación de un motor totalmente nuevo, en un intento de reducir la diferencia que, sobre todo Red Bull, tenía con los impulsores Mercedes y Ferrari, ha sido en principio positiva, según admitieron desde la propia casa francesa.

“Creo que estamos cumpliendo el objetivo de ser 3/10 más rápidos que el año pasado, incluso más”, aseguró Cyril Abiteboul, director de Renault F1, a Autosport. Las mejoras en la planta impulsora consistieron en un “diseño totalmente nuevo” que ha tenido, tal como aseguró el francés.

La poca fiabilidad que presentó el motor durante la pretemporada (tanto en Renault como en Red Bull y Toro Rosso) no es algo que haya sorprendido a la casa gala. “Sabíamos que íbamos a tener dificultades en términos de fiabilidad. Eso hizo que no forzaramos el motor con frecuencia, en pos de administrar la distancia y la duración de las distintas partes del mismo, que aún no son tan fiables como queremos”.

A pesar de ello, Abiteboul afirmó que “el rendimiento que queríamos obtener lo tenemos, está definitivamente en el nuevo motor, y con ello Red Bull puede luchar por el Campeonato”.

De cara a Melbourne, la prioridad será mejorar la confiabilidad del ERS. La estricta regulación que permite solamente utilizar cuatro motores por temporada sin recibir sanción genera que el trabajo de Renault de cara a la primera fecha sea más que duro.

“Creemos que tenemos todo bajo control, pero estas unidades de potencia son tan complejas que aún hay que tomar algunas decisiones antes de Australia, que afectarán no sólo a la posición que consigamos sino también al hecho de que lleguemos al final o no", concluyó.

 

Foto: Renault