Fórmula 1

13/03/2017

Los clásicos no se tocan

Desde Liberty Media sostienen que las citas europeas, históricas y fundacionales de la Máxima, no deben perderse. En ese sentido, destacan el regreso del GP de Francia.

El retorno del Gran Premio de Francia para 2018 fue uno de los últimos acuerdos en los que participó Bernie Ecclestone. Quien fuera mandamás de la Fórmula 1 apenas modificó con esa negociación el rumbo al que tuvo acostumbrado al ambiente de la categoría en los últimos 20 años, dirigido al continente asiático, con el agregado al calendario de países con poca o nula tradición automovilística.

La llegada de Liberty Media, para alegría de los más nostálgicos y puristas, se vislumbra como la de una renovación que buscará continuar con aquel primer atisbo de tradicionalismo que significó la vuelta al país galo, más precisamente a una plaza histórica como lo es Paul Ricard.

“El origen de la F.1 está en Francia a Inglaterra, por lo que creemos que, junto a Alemania, son países que no pueden faltar en el calendario”, señaló Greg Maffei, CEO y presidente de Liberty Media. “Cuando algunos circuitos de Europa Occidental no tienen más carrera se produce un efecto más negativo, porque esos están en el corazón de los fanáticos. Un ejemplo de ello fue la ida de Alemania”, agregó.

Sin embargo, para Maffei existen cosas interesantes de las nuevas plazas que pueden ser aprovechadas en los circuitos tradicionales: “Una de las cosas que tenemos que hacer es que las carreras sean más emocionantes y más beneficiosas para los promotores, como sucedió en México, Singapur o Abu Dhabi”, explicó, mencionando trazados que (con la excepción del país latino) se han incorporado por primera vez al calendario en la última década.