Fórmula 1

08/03/2017

Casi 620 millones

Es en dólares la ganancia que dejó el Gran Premio de México del año pasado. La inversión pública fue de 40M.

Celebrado entre el 28 y el 30 de octubre del año pasado, el Gran Premio de México de Fórmula 1 ha dejado buenos dividendos al país norteamericano. En el día de ayer, funcionarios del gobierno y organizadores del GGPP destacaron que la ganancia dejada por el evento fue de 619 millones de dólares.

“El ingreso por el evento fue de 337,2 millones de dólares, que sumados a los 280M de exposición mediática en el mundo, dan como resultado 619 millones”, señaló Alejandro Soberón, presidente de la CIE, empresa organizadora de la carrera.

Además, la competencia, que fue transmitida en 185 países por 110 canales, recibiendo 2.329 horas de cobertura a nivel global, tuvo una asistencia de 339.967 espectadores, siendo el segundo GGPP del año en dicho rubro (solo superado por el GP de Inglaterra).

En materia económica, el regreso de la F.1 al Hermanos Rodríguez fue positiva para el gobierno local.

En materia económica, el regreso de la F.1 al Hermanos Rodríguez fue positiva para el gobierno local.

Enrique de la Madrid Cordero, secretario de Turismo de México, dio detalles sobre la inversión dada por el Gobierno en los cinco años de contrato (de los cuales ya pasaron dos), que anualmente es de “alrededor de 40 millones de dólares”.

Por ello, se mostró más que satisfecho con la ganancia obtenida: “Si vemos que es de entre 460 y 600 millones, quiere decir que estamos ganando 10 o 12 veces más de lo que invertimos”. “Para el gobierno es muy rentable un evento de este calibre”, añadió.

Además del impulso económico que dejó la competencia, de la Madrid Cordero aseguró que la F.1 los ayudó a “estar en el ‘Top 10’ de los países más visitados del mundo”, dando cuenta del impacto turístico que su llegada (y la de otras competencias deportivas) generó.

Vale aclarar que la inversión pública fue mínima (aproximadamente de un 20%) comparado con la privada. En la Argentina, a menos que aparezca un gran “ricachón”, sería difícil que el Estado pueda solventar en su totalidad la competencia, más con el contexto actual en el que se encuentra inmerso el país.

Fotos: AFP