Fórmula 1

04/03/2017

“Alonso está enojado”

Desde Honda se lamentaron por los fallos ocurridos con sus motores en Barcelona, y admitieron que el español se mostró más que disconforme con la situación.

Los cuatro días de test oficiales de la Fórmula 1 en Barcelona no fueron los ideales para Mclaren. Es más, hasta revivieron viejos fantasmas de pretemporadas pasadas, con inconvenientes nuevamente en los motores Honda.

“Alonso está enojado, como nosotros. Esta situación es decepcionante”, señaló Yusuke Hasegawa, jefe de la sección motores de la casa japonesa. Los fallos, acontecidos durante los primeros dos días, hicieron que Mclaren diera en las cuatro jornadas apenas 208 vueltas, menos de la mitad de lo hecho por Mercedes (558).

Entre lunes y martes, el equipo de Woking sufrió la rotura de dos impulsores. Uno en el día inicial, como consecuencia de una fuga de aceite, mientras que del otro aún se desconoce el fallo.

Hasegawa admitió a la cadena española Movistar + que “lo ocurrido el lunes (N. de la R.: el día en el que arrancaron los test) fue producto de una mala gestión, por lo que tenemos que modificar el sistema del tanque de aceite”.

Sobre lo acontecido a las 24 horas, reconoció que “tuvimos un problema mecánico. Aún no sabemos cuál fue, pero aparentemente es más serio”. Este motor dañado fue inmediatamente trasladado a Japón, donde sigue siendo examinado al detalle.

Dicha falla puso un manto de dudas sobre todos los motores realizados por el fabricante nipón. Tal es así, que el propulsor con el que Mclaren pensaba probar la semana que viene (en la segunda serie de cuatro días de test), y que iba a ser el utilizado en la primera cita del calendario, no se sabe si finalmente será llevado a Australia: “El inconveniente que tuvimos hace que estemos en continuo diálogo con la fábrica en Japón, para ver de qué manera continuamos”.

El miedo a que la rotura sea consecuencia del diseño mismo del motor está latente. Sería un error que le costaría caro a Mclaren, por lo menos en las fechas iniciales, hasta que Honda pueda desarrollar un nuevo concepto de propulsor.

Lo cierto es que, en el año que se buscaba continuar con el ascenso logrado el mundial pasado, se inició con más similitudes a 2015, temporada que terminó siendo la peor de la historia para el equipo inglés. ¿Podrán encauzar el rumbo? Veremos...