Fórmula 1

26/02/2017

Contra la mala suerte

Red Bull Racing presentó el RB13 que manejarán el australiano Daniel Ricciardo y el holandés Max Verstappen.

El equipo Red Bull Racing presentó su nuevo monoplaza, el RB13, un coche equipado con la última unidad de potencia de Renault y con un diseño conservador con el que tratarán de discutir la tiranía de Mercedes en el Mundial de Fórmula 1 después de su segundo puesto de la temporada pasada.

El RB13, que pilotarán el australiano Daniel Ricciardo -tercero en 2016- y el holandés Max Verstappen -quinto-, ha sido diseñado de acuerdo con las nuevas regulaciones aerodinámicas para la campaña 2017.

El coche cuenta con la última unidad de potencia de Renault, bajo la denominación TAG Heuer, y será significativamente más rápido que su predecesor.

Los de Milton Keynes han apostado por una línea continuista respecto a 2016, aunque el monoplaza presenta varias novedades. Además de unos pontones más pequeños y la aleta de tiburón que de la que también dispone este año varios autos, cuenta con una trompa con una abertura en la punta.

Se trata del 13º monoplaza creado por el ingeniero inglés Adrian Newey y, desterrando supersticiones, han optado por mantener el número 13 -rechazado por casi todas las escuderías- en el nombre, acompañando también la presentación con el lema “(Un)lucky for some”, es decir “(Des)afortunado para algunos”.