Fórmula 1

07/02/2017

“Yo no hubiera despedido a Ecclestone”

Max Mosley fue crítico con Liberty Media, el nuevo grupo dueño de la F.1. Además, se mostró en contra de las nuevas reglas técnicas y aerodinámicas.

Uno de los personajes más influyentes en la historia de la Fórmula 1 ha sido Max Mosley. Quien fuera parte de la fundación del equipo March, a principios de la década del 70, y presidente de la FIA entre 1991 y 2009, dio su parecer sobre la nueva era de la categoría, que iniciará este 2017 con múltiples cambios.

“Yo no hubiera despedido a Ecclestone”, comentó Mosley a la cadena británica ITV. “Para los nuevos dueños (N. de la R.: por Liberty Media) será muy difícil manejar la categoría sin él. Bernie era brillante en el trato con los promotores y organizadores de los grandes premios de cada país, y en general en la organización de todo el campeonato”, explicó.

“En el lugar de ellos, yo lo hubiese mantenido haciendo las cosas en las que fue muy eficiente, y hubiese centrado mis esfuerzos en hacer lo que hasta ahora no se hizo, como todo lo relacionado a la televisión interactiva, la realidad virtual, las redes sociales, Internet y demás”, destacó, para luego dejar en claro lo que fue Ecclestone para la Máxima: “La gente tiende a olvidar que probablemente el potencial del WRC o de las carreras de larga duración como las 24 horas de Le Mans es y siempre ha sido mayor. Lo que logró hacer Ecclestone desde su llegada a la categoría fue hacerla mucho más grande. De alguna manera la F.1 es su legado. Cuando yo presidía la FIA quería tener a otros como él en, por ejemplo, el mundo de los rallyes”

Al hablar de lo que será el futuro de la categoría en manos de Liberty, Mosley fue precavido, al argumentar que “quizás son brillantes y ya tienen todo pensado, pero por otro lado pueden llegar a encontrarse con situaciones o cosas que no esperaban, y eso hará todo más difícil”.

En lo que sí se mostró de acuerdo es en la contratación de Ross Brawn para manejar el sector deportivo y técnico: “Ross entiende completamente lo que sucede en la categoría y lo que hay que hacer. Tiene un cerebro analítico infalible”, aclaró.

Sobre nuevas normativas para la temporada 2017, tanto aerodinámicas como técnicas, Mosley se mostró reacio. La ampliación del ancho de los neumáticos, cómo el de los alerones y del coche en general hará que se mejoren los tiempos de vuelta en hasta cinco segundos, incrementándose así la velocidad máxima, y disminuyendo la zona de frenado.

“El camino elegido es el equivocado. Yo habría buscado menos aerodinámica, y tal vez un mayor grip desde la mecánica del coche”, manifestó Mosley, antes de concluir con que este cambio se contradice con lo hecho durante las últimas décadas por la propia categoría: “es cuestionable porque durante 40 o 50 años la FIA tuvo como objetivo hacer los coches más lentos, y por ende más seguros”. De esta manera, se mostró más que preocupado con la nueva era de la F.1.