Fórmula 1

23/01/2017

La F.1 2017 según Newey

El diseñador más exitoso de la historia de la Máxima cree que los pilotos serán más exigidos físicamente y que se dificultara realizar sobrepasos. También destacó mejoras en los motores Renault.

Las nuevas reglas que utilizará la Fórmula 1 a partir de este año marcan un desarrollo de temporada tan prometedor como impredecible. Sin dudas, para saciar parte de las preguntas que rodean al ambiente, siempre es bueno leer a Adrian Newey, uno de los referentes de la categoría.

El diseñador con más éxito en la historia de la Máxima ha detallado sus sensaciones sobre lo que se avecinará desde el próximo 27 de febrero, cuando los monoplazas de la nueva era giren por primera vez, en el circuito de Cataluña.

“No hay una modificación tan grande en las reglas como en 2009, pero igualmente es un cambio importante”, le manifestó el director técnico de la casa austríaca a Autosport, para luego añadir que “los coches serán más físicos a la hora de conducir”, pensando principalmente en el incremento de la velocidad de los mismos, que será en torno a los cinco segundos por vuelta. Para ello, “los pilotos están entrenándose duramente, principalmente en la zona del cuello, una de las más afectadas por los cambios”.

 

 

Además, pensando en las modificaciones aerodinámicas, Newey volvió a la vieja disputa de si regresar a los viejos tiempos (sin carga aerodinámica alguna) o recargar los coches con alerones y demás canalizadores de aire: “Si se quita demasiada carga aerodinámica, se van a ver lentos, como por ejemplo sucede con los autos de turismo. Es necesario que sean rápidos y que además por la televisión se vean así, pensando que esta hace que todo se vea más lento”, explicó.

Continuando con la estética de los monoplazas, quien diseñó los Red Bull con los que Sebastian Vettel obtuvo sus cuatro títulos del mundo opinó que “se van a ver bien. Los coches con neumáticos angostos siempre me han parecido un poco extraños, más cuando se incrementó la altura del alerón trasero (N. de la R.: en 2009). Ahora se buscó revertir esa tendencia”.

 

No todas son buenas

Uno de los efectos negativos que puede traer el nuevo reglamento se cierne en torno a los sobrepasos. Al haber menores distancias de frenado, será más difícil realizarlos. “Se puede solucionar con el DRS, pero no es lo mismo. Si esa termina siendo la única manera para lograrlo, sería una pena”, explicó Newey.

Otro punto “flojo” se puede llegar a dar a partir de los cambios bruscos en las normas, y de cómo pueden adaptarse los equipos a ello. “Al principio es probable que se genere una brecha en la grilla, porque siempre cuando suceden estos grandes cambios hay algunos que los interpretan mejor que otros”, esgrimió el ex hombre de Williams y Mclaren, lo cual no ayudará al espectáculo, por lo menos “hasta que se encuentre la mejor solución, que será usada por todos”.

Igualmente, un efecto positivo de este posible retraso de algunos equipos por sobre otros es que justamente si son los más pequeños los que mejor pueden leer las nuevas reglas, se puede llegar a ver más de una sorpresa: “Obviamente, los equipos más grandes tienen mayor capacidad de investigación, por lo que se supone que harán un mejor trabajo que el de sus rivales, pero no siempre es así”, destacó Newey.

 

“Renault va por un buen camino”

De cara a lo que será su 12ª temporada con el equipo Red Bull, Newey evidenció la importancia que tendrán los motores en el certamen: “La potencia será importante, ya que tendremos mucho agarre y por ende el porcentaje de aceleración por vuelta será mayor”, declaró. Con miras a ello, elogió el proceso que realiza Renault, el proveedor de impulsores de la firma de la bebida energizante (que por cuestiones comerciales son denominados como Tag-Heuer), al explicar que “están yendo en una muy buena dirección. El año pasado progresaron mucho durante la temporada, disminuyendo la diferencia con Mercedes y Ferrari". "Conozco los datos del impulsor para este año y han dado un buen paso adelante”, aseveró.

Por último, señaló que el RB13, modelo con el que la escudería disputará el próximo campeonato “ya ha pasado el crash-test de la zona delantera", algo que  "nunca lo habíamos logrado tan temprano”.  "El diseño está completo y estamos ya metidos en la fase de fabricación” concluyó.