Fórmula 1

02/01/2017

Casi cocinado

Pascal Wehrlein fue confirmado como piloto oficial de Sauber para la próxima temporada, por lo que Valtteri Bottas quedó como el único contendiente para quedarse con la butaca libre de Mercedes.

De a poco la novela del invierno europeo va llegando a su fin. La duda sobre quién puede llegar a ocupar el espacio dejado por el campeón del mundo Nico Rosberg se va disipando, gracias a la confirmación por parte de Sauber de que Pascal Wehrlein será el ocupante de la segunda butaca del equipo, reemplazando al brasileño Felipe Nasr.

Así, el alemán compartirá equipo con Marcus Ericcson, en lo que será su segunda temporada completa en La Máxima. El año pasado, logró un valioso 10° lugar en Austria a bordo del Manor, lo que le valió el único punto al equipo en todo el año.

De esta manera, los caminos se allanan para Valtteri Bottas. El finés, que en plena época de fiestas visitó de manera secreta las instalaciones con las que cuenta Mercedes en Brackley, donde aprovechó para probarse la butaca y conocer a sus ingenieros, parece tener todo acordado para su llegada a las Flechas de Plata, en lo que sería su primera temporada fuera de Williams, conjunto con el que debutó en F.1 hace cuatro años.