Fórmula 1

26/12/2016

De las dos ruedas y el rally, a probar un F.1

Toto Wolff, director de Mercedes, aseguró que le encantaría comprobar la habilidad de Valentino Rossi y Sébastien Ogier con uno de sus autos. “Mi idea es organizarles una jornada de pruebas” aseguró.

Suele pasar que entre las categorías más importantes del deporte motor se generen “cruces” de pilotos, que buscan acceder a una sensación nueva de manejo, bien diferente a lo que están acostumbrados. Ha sucedido a lo largo de la historia en reiteradas ocasiones, y en los últimos meses con Fernando Alonso, que se subió en Japón a una Honda simil Moto GP (al igual que hace un año atrás), o con Jorge Lorenzo (foto principal), que tuvo su primer contacto con un F.1 el pasado mes de octubre, de la mano de Mercedes en Silverstone.

Esta vez, todo surgió por una broma de Toto Wolff, el máximo responsable del equipo alemán, quien tras el inesperado retiro de Nico Rosberg llegó a comentar que “le podemos ofrecer el coche a Valentino Rossi, o quizá a Lorenzo”, para luego agregar a esa lista a nombres como Sébastien Ogier o nuestro José María López. “Podemos organizar una prueba con todos ellos, ¿qué les parece?”  terminó señalando el austríaco.

Aquellos dichos fueron recogidos por el múltiple campeón de Moto GP, que al ser consultado aseveró: “¿Cómo no probar un Mercedes si me lo piden?”, dejando las puertas abiertas a cualquier contacto que se pudiera dar entre él y el equipo con sede en Brackley.

En las últimas horas, Wolff respondió dicha consulta directamente con una propuesta, lejana a sus primeras palabras carentes de seriedad. “Mi idea es organizarles una jornada de pruebas a Rossi y a Ogier” aseguró a La Gazzetta dello Sport, para luego explicar que “la Fórmula Uno también se trata de entretenimiento, y me encantaría comprobar la habilidad de ambos con una de nuestras máquinas”.  Lo cierto es que el equipo alemán volvería a hacer algo similar a lo realizado con Lorenzo, quien hace poco más de dos meses tuvo su primera prueba con un F.1, al subirse al Mercedes W05 (campeón en 2014) en Silverstone.

Uno con experiencia, el otro no

 

Valentino Rossi ya ha probado en reiteradas ocasiones un auto de La Máxima. Siempre con Ferrari, Il dottore se dio el gusto de comenzar en 2004 con una seguidilla de seis ensayos a lo largo de los años (donde en alguno de ellos dio más de 100 vueltas), que hasta llegaron a generar los rumores de un posible arribo suyo a la categoría, hecho que finalmente nunca sucedió.  

La última prueba de Valentino, en 2010.

La última prueba de Valentino, en 2010.

La última vez que estuvo al mando de un F.1 fue en 2010, cuando a principios de temporada giró en Barcelona con la F2008, escenario donde quedó a sólo una décima de la “pole” hecha por Kimi Räikkönen con el mismo auto, dos años antes, en ocasión del Gran Premio de España.

Para Ogier, sería su primera vez en un F.1. El cuatro veces campeón del mundo de WRC tuvo como experiencia más cercana una competencia en la Fórmula 4 Francesa, a fines de 2011.