Cross Country

12/02/2016

Sigue a fondo

El francés Adrien van Beveren, de gran desempeño en el último Dakar, será una de las figuras de la edición 2016 del Rally de Merzouga.

Tras una sexta posición en la clasificación general del Dakar en su primera participación, seguido de su tercera victoria en el Enduropale de El Touquet, todos en el mundo del rally raid hablan de Adrien van Beveren.

El francés descubrió el mundo del todo terreno el año pasado en el Rally de Merzouga y el sexto puesto en la general, más el triunfo en la especial, lo motivó a seguir en la disciplina en su intento de buscar un lugar entre los protagonistas del exigente Dakar.

Van Beveren no detiene su preparación para lograr su objetivo de lucirse en la carrera más extrema del mundo y es por eso que ya confirmó que volverá al Merzouga, cuya edición 2016 se disputará del 21 al 27 de mayo, junto con sus compañeros de Yamaha, el portugués Helder Rodrigues y el vigente campeón italiano Alessandro Botturi.

En cualquier caso, entre los cuarenta pilotos inscritos en la prueba del Dakar Series con Marc Coma como director (65 en total, incluidos quads y SSV), Van Beveren volverá a medirse contra el eslovaco Stefan Svitko, segundo en el último Dakar.

“Me encantó el Rally de Merzouga. Empezaba en la disciplina y todo fue muy bien. Las etapas fueron variadas y con mucha arena, que es lo que más me gusta. Tenía claro que quería regresar a Merzouga. Ya estoy preparando el próximo Dakar y esta cita es fundamental”, afirmó el galo.

“El Merzouga es un rally difícil porque más allá de los tramos de arena y dunas también hay pistas muy técnicas y en ocasiones en malas condiciones. Hay que estar siempre muy atento y, además, las distancias son muy largas. La navegación también fue complicada. Sin dudas, me permitió llegar bien preparado al Dakar”, añadió.

Pero más allá de la experiencia cosechada, Van Beveren se toma esta nueva participación en la prueba marroquí con calma: “Todavía me queda mucho por aprender, así que no quiero quemar etapas. Me he acostumbrado a ganar carreras. Es estupendo y es la razón por la que me levanto todas las mañanas. Sin embargo, no voy a apuntar a la victoria en el Rally de Merzouga. Mi objetivo no es ir más rápido que el año pasado, sino adaptar mi ritmo a la navegación, con el objetivo de cometer los menos errores posibles”.