Fórmulas

23/09/2013

Bien ganada, pero...

Santero es un justo campeón de la Fórmula Renault 2.0, aunque eso no opaca el triste presente de la categoría.

No quedan más dudas: Julián Santero es uno de los pilotos más prometedores del automovilismo argentino. Después de demostrar durante 2012 las condiciones que tenía, esta temporada el mendocino ganó nueve finales de la Fórmula Renault y se consagró campeón.

“Estoy muy contento y agradecido por haber conseguido este título. Más allá de lo que pueda reflejar yo en pista, debo estar más que agradecido con todo el Gabriel Werner Competición por el auto que me entregó en todo el año para ser protagonista. Pese a ser campeón anticipado voy a completar todas las carreras que restan y terminar la temporada de la mejor manera. Cumplí con mi objetivo y estoy más que contento por hacerlo antes de lo que me imaginaba”, expresó, muy emocionado el flamante campeón.

Siempre bajo las huestes del Gabriel Werner competición, el chico Santero ganó nueve competencias e igualó a lo que había logrado Mariano Werner en 2007 cuando también celebró el título. Y todo en un año de competencia. En esta carrera en particular fue un espejo de lo que había sucedido en las ocho competencias anteriores. Hizo la pole y ganó de punta a punta sin que nadie pudiera inquietarlo.

Así se acaba un año muy duro para la Fórmula Renault. Más allá de dejar una joven promesa como Santero, la cantidad de autos en pista fue muy baja. De hecho en Roca sólo participaron 16 autos, la menor cifra de todo 2013. Claudio Reggi, de Renault Argentina, admitió estar preocupado por esta situación que necesita una solución urgente.