Fórmulas

22/09/2013

El primer campeón del año

Julián Santero venció de forma contundente en General Roca y se alzó con la corona a tres fechas del final del campeonato. Manuel Luque y Felipe Schmauk completaron el podio.

"Éste era nuestro sueño, desde que empezó en el karting y llegó hasta acá, trabajamos mucho para esto", exclamaba Luis Santero, papá de Julián, momentos antes que cayera la bandera a cuadros que sentenció el resultado de la novena fecha de Fórmula Renault 2.0 en General Roca. El mayor de sus hijos se consagró campeón de la categoría escuela tres fechas antes, haciendo evidente su poderío entre los monoplazas.

Bien podría haberse quedado con el subcampeonato de 2012, donde empezó a despuntar como protagonista gracias a su paso al Gabriel Werner Competición. Sin embargo, el mendocino nunca se conforma y su avidez siempre lo lleva a más. Y la sociedad con el equipo entrerriano hacía inevitable este desenlace: el piloto más rendidor de toda la temporada en todas las categorías más la estructura más ganadora de los últimos años lograron la corona anticipadamente en un campeonato que dominaron a voluntad.
Solamente le quedaba largar bien y mantenerse delante de Manuel Luque (Litoral Group), su máximo rival, que aunque ya estaba muy lejos en los puntos podía evitar que Santero se fuera de Río Negro con el título bajo el brazo. Pero la solvencia de Julián y la confiabilidad de su vehículo sellaron su suerte en el Alto Valle, y allí fue donde se calzó la corona.
El pique inicial fue perfecto, y rápidamente sacó ventaja ante el santafesino. De ahí en más lo persiguió toda la carrera, y no pudo más que seguirle los pasos. Así transcurrieron las catorce vueltas pactadas para esta prueba, con Santero en punta como en buena parte del año. El punto final perfecto a una campaña envidiable: 6 pole positions y 9 victorias en 12 competencias disputadas, que le otorgaron 169,5 unidades hasta ahora.
“Estoy muy contento y agradecido por haber conseguido este título. Más allá de lo que pueda reflejar en pista, debo estar más que agradecido con todo el Werner Competición por el auto que me entregó en todo el año para ser protagonista. Pese a ser campeón anticipado voy a completar todas las carreras que restan y terminar la temporada de la mejor manera. Cumplí con mi objetivo y estoy más que contento por hacerlo antes de lo que me imaginaba”, expresó el joven cuyano.
El monarca, cerca de cumplir sus 20 años, tendrá la oportunidad de festejar su logro ante su gente en la próxima fecha de la Fórmula Renault 2.0 el 10 de noviembre, a disputarse en el autódromo "Ciudad de San Martín".